martes, 17 de octubre de 2017

Sándwich croque monsieur vegetariano


Croque monsieur es el nombre de este sándwich de origen francés, muy fácil de preparar, con unos ingredientes muy sencillos, y con un resultado muy crujiente y cremoso.


Su versión original, se elabora con jamón de york y queso, salsa bechamel, y queso rallado para gratinar. Yo he preparado mi versión vegetariana, sustituyendo el jamón de york por un salteado de champiñón y cebolla. 

¡El resultado es riquísimo! Mi marido que ha probado las dos versiones, le ha gustado más mi versión vegetariana.

Aquí te dejo la receta en vídeo, en la que he incluido una breve presentación, pues con esta receta me presento al concurso Blogueros Cocineros de Canal Cocina.


Ingredientes para 2 sándwiches:

- 50 g de cebolla
- 200 g de champiñón Portobello o cualquier otra variedad a tu gusto
- 25 g de mantequilla
- 1 cda. colmada de harina
- 150 ml de leche
- 4 rebanadas de pan de molde
- 2 lonchas de queso tierno, emmental o gruyère
- 100 g de queso rallado (yo he utilizado mezcla de gouda, cheddar y emmental)

Elaboración:

Pelamos, lavamos y cortamos la cebolla en medias lunas.

Limpiamos el champiñón y laminamos.

Ponemos a calentar una sartén con la base cubierta de aceite. Salteamos primero la cebolla un par de minutos. A continuación incorporamos el champiñón, y seguimos salteando unos minutos más. Salamos y reservamos.

Para preparar la salsa bechamel, ponemos un cazo a calentar con la mantequilla. Cuando ésta se haya derretido, incorporamos la cucharada de harina, removemos, y dejamos que se tueste un poco. A continuación vertemos la leche. Dejaremos hasta que espese, sin parar de remover. Echamos un poco de sal y pimienta negra recién molida y reservamos.

Para montar un sándwich comenzamos extendiendo una fina capa de bechamel en una rebanada de pan de molde.

Sobre esta capa ponemos la mitad del salteado de champiñón y cebolla. Y encima una loncha de queso.

Extendemos bechamel sobre otra rebanada de pan de molde. Tapamos el sándwich con esta rebanada, colocando de manera que la bechamel quede en contacto con la loncha de queso.

Cubrimos con la mitad del queso rallado.

Procedemos de igual manera para montar el otro sándwich.

Gratinamos en el horno precalentado a 200 º C, durante 10 minutos aproximadamente, o hasta que el queso se haya fundido y esté dorado. 

Servimos calentito, y estaría muy bien acompañarlo de una ensalada. Aquí te dejo 10 recetas de ensaladas diferentes a cuál más rica.


Estoy segura que cuando lo pruebes se va a convertir en uno de tus imprescindibles!

¡Si te ha gustado no te olvides compartir en tus redes sociales!

¡Suscríbete a mi canal de youtube, donde encontrarás más recetas tan ricas como esta!

¡También puedes seguirme en Facebook para no perderte nada!

¡¡GRACIAS!!

¡Hasta pronto!

Pilar

2 comentarios:

  1. ¡Me lo apunto! A mi me pones un gratinado y pierdo la cabeza :) ¡Suerte con el concurso! :*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Verás cuando lo pruebes, te va a encantar! Muchas gracias!!

      Eliminar