viernes, 16 de diciembre de 2016

Drip cake de manzana con swiss meringue buttercream de caramelo


Los drip cakes son pasteles o tartas en las que la cobertura de chocolate, ganache o caramelo gotea de forma irregular por los laterales. De ahí su nombre, drip significa goteo y cake como bien sabéis es pastel. Otra de sus características es que se decoran con todo tipo de chucherías, bombones,

barquillos, palomitas, fruta fresca... Lo que tengas a mano o lo que mejor vaya dependiendo de que tipo de tarta quieras hacer, de boda, cumpleaños infantil, etc. Las encontrarás de todo tipo, muy coloridas o más sobrias y elegantes..

De cualquier forma son tartas que llaman la atención.

Primero te dejo la videoreceta:


Ahora vamos con la receta escrita:

Ingredientes para el bizcocho:

- 180 g de azúcar moreno
- 4 huevos
- 250 ml de aceite de girasol
- 1 cucharadita de esencia de vainilla
- 320 g de harina
- 1 cucharadita de bicarbonato
- 1 cucharadita de levadura química
- 1 cucharadita de canela molida
- 1/2 cucharadita de sal
- 2 manzanas tipo Golden

Para la swiss meringue buttercream de caramelo:

- 4 claras de huevo
- 225 g de azúcar blanco
- 350 g de mantequilla a temperatura ambiente
- 1 cucharada de sirope de caramelo

Para cubrir:

- 150 g de chocolate para postres

Para decorar:

- Nueces cubiertas de chocolate
- Barquillos
- Barritas de chocolate crujiente

Elaboración:

Empezamos haciendo los bizcochos. Para ello tamizamos la harina junto con el bicarbonato, la levadura, la canela y la sal. Reservamos.

Batimos con varillas, puede ser manual, el azúcar con los huevos y el aceite.

Cuando estén bien integrados incorporamos la harina tamizada que teníamos reservada, poco a poco y sin dejar de batir.

Agregamos la esencia de vainilla, batimos.

Por último incorporamos las manzanas peladas y cortadas a cuadrados pequeños. Este paso lo haremos a mano con ayuda de una espátula de silicona y movimientos envolventes.

Repartimos la masa en tres moldes de 15 cm de diámetro, previamente engrasados con spray desmoldante o mantequilla, y horneamos con el horno precalentado a 180 º C durante 25 o 30 minutos. Hasta que al pinchar con un palillo, éste salga limpio y seco.

También podéis hornearlo en un solo molde pero tendréis que tenerlo mas tiempo en el horno, unos 45-50 minutos.

Una vez horneados los dejamos templar unos minutos en el molde y después los desmoldamos y dejamos enfriar en una rejilla.

Para hacer la swiss meringue buttercream (crema de mantequilla con merengue suizo ), ponemos a calentar al baño maría las claras junto con el azúcar.

Removiendo constantemente, esperamos a que alcancen los 55-60 º C. Si no tenemos termómetro de azúcar, tocamos una gota con la yema de los dedos y cuando no notemos el azúcar, es porque ya se habrá disuelto y está listo.

Pasamos la mezcla al bol de la batidora de varillas, y batimos hasta que tengamos un merengue firme y brillante.

Cuando tengamos un merengue firme y el bol esté prácticamente frío al tacto, incorporamos la mantequilla poco a poco sin dejar de batir.

Por último incorporamos el sirope de caramelo.

Igualamos los bizcochos con ayuda de una lira o un cuchillo.

Colocamos una base de cartón para tartas sobre una base giratoria y ponemos encima la primera capa de bizcocho. Cubrimos con buttercream y tapamos con la segunda capa. Repetimos la operación.

La tercera capa de bizcocho lo ponemos del revés para que así nos quede más lisa y perfecta la parte superior de la tarta.

Cubrimos toda la tarta con una fina capa de crema, y refrigeramos 30 minutos.

Pasado este tiempo volvemos a dar otra capa de crema a la tarta, esta vez más gruesa para que nos quede bien cubierta. Ahora toca dejarla lo más perfecta posible. Esto se consigue a base de alisar una y otra vez, y mucha paciencia.

Refrigeramos de nuevo al menos 2 horas. Para hacer drip cakes es muy importante que las tartas estén bien frías cuando vayamos a hacer la decoración de goteo con chocolate.

Derretimos el chocolate al baño maría o en el microondas y dejamos atemperar hasta que alcance 30-35 º C. Lo ponemos en una manga pastelera y cortamos la punta. Empezamos por el borde de la tarta haciendo las gotas de manera irregular. Para ello presionaremos unas veces más y otras menos la manga para que caiga más o menos chocolate. Después cubrimos la parte superior.

Por último decoraremos con las nueces, barquillos y barritas de chocolate crujientes. Nos ayudaremos del chocolate para que se peguen y no se muevan.

En el vídeo podrás ver bien todos los pasos a seguir para que tu drip cake te quede perfecto.

¡Hasta pronto!

Pilar

4 comentarios:

  1. Hola Pilar. Tu blog no lo conocía pero he visto que en una de mis publicaciones figuras tú y he pasado a verte. Me he llevado una sorpresa porque tienes un blog estupendo con unas recetas deliciosas. Y no hay que ir muy lejos para verlo. Con esta receta uno ya queda prendado porque sabe que es una tentación. Es un lujo de receta. Me la guardo.
    Me ha encantado y desde ahora tienes un seguidor más.
    Que tengas unas muy felices fiestas de Navidad.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Juan, me alegro mucho de que te guste mi blog y mis recetas. Muchas gracias por seguirme ! Feliz año nuevo !

      Eliminar
  2. Pilar yo tampoco conocía tu blog y me he quedado impresionada con los dulces tan maravillosos que preparas. Espero poder seguir disfrutando de tus recetas en 2017

    ¡Besos mil y feliz año!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Cuca, muchas gracias por tu comentario, me alegro mucho de que te gusten mis recetas y por supuesto nos seguimos viendo en 2017 con muchas recetas más.

      Feliz año nuevo !

      Eliminar