lunes, 6 de junio de 2016

Eclairs de crema y chocolate


Hoy os traigo una receta dulce, que ya tocaba, porque las 3 últimas recetas que he publicado han sido saladas. Y he elegido compartir con vosotr@s la receta de estos éclairs de crema pastelera y chocolate. Estos pastelitos de origen francés también llamados relámpagos, pepitos, palos o petisús, están hechos de pasta choux, la misma que se utiliza para hacer los profiteroles. Son muy fáciles de hacer y están riquísimos, en mi casa se acaban en un abrir y cerrar de ojos porque son uno de los pasteles preferidos de mi hijo.

Con estas cantidades y haciéndolos de 9 cm de largo por 2 cm de ancho os saldrán unas 30 unidades.

Ingredientes pasta choux:

- 250 ml de agua
- 100 g de mantequilla
- 150 g de harina
- 1 cucharadita de sal
- 15 g de azúcar
- 4 huevos

Para la crema pastelera:

- 500 ml de leche
- 1 rama de canela
- 150 g de azúcar
- 50 g de harina
- 2 huevos

Para la cobertura de chocolate:

- 125 g de chocolate para postres
- 20 g de mantequilla

Elaboración:

Lo primero hacemos la crema pastelera para que se vaya enfriando.

Ponemos un cazo a calentar con la leche y la rama de canela. Cuando comience a hervir la retiramos del fuego y reservamos.

En un cuenco mezclamos los huevos con el azúcar y la harina. Agregamos la leche aromatizada que teníamos reservada, poco a poco, y batiendo para evitar que se hagan grumos.

Volvemos a verter la mezcla en el cazo y lo ponemos a calentar a fuego medio, sin dejar de remover, hasta que espese. Retiramos del fuego y dejamos enfriar cubierto con film transparente.

Para hacer la pasta choux ponemos el agua junto con la mantequilla en un cazo y ponemos a calentar a fuego medio.

Por otro lado tamizamos la harina junto con la sal, y a continuación le agregamos el azúcar. Mezclamos.

Cuando se haya derretido la mantequilla y la mezcla comience a hervir, agregamos toda la mezcla de harina de una vez, y removemos manteniendo a fuego medio hasta conseguir una masa seca y lisa que se despegue de las paredes del cazo a medida que removemos.

Retiramos del fuego y dejamos templar unos 15 minutos.

Pasado este tiempo batimos un huevo, lo incorporamos y mezclamos hasta que la masa lo absorba por completo. A continuación incorporamos el siguiente y volvemos a mezclar hasta que la masa lo absorba. Y así hasta que hayamos incorporado los cuatro.

Nos debe de quedar una masa lisa y brillante.

Precalentamos el horno a 200 º C, calor arriba y abajo.

Ponemos nuestra masa en una manga pastelera con boquilla lisa de 1 cm o con boquilla rizada. Sobre una bandeja forrada con papel vegetal, hacemos líneas de masa de unos 9 cm de largo por 2 de ancho, más o menos. Dejad espacio entre ellas pues al hornearse aumentan.

Horneamos a 200 º C durante 10 minutos y después bajamos la temperatura a 190 º y dejamos otros 15-20 minutos más. Dependerá del tamaño que hayamos hecho. Sabremos que están listos cuando se hayan hinchado y estén doraditos.

Dejamos enfriar sobre una rejilla.

Cuando estén fríos los rellenamos con la crema pastelera.

Por último, derretimos al baño maría el chocolate troceado junto con la mantequilla y extendemos por encima de los eclairs.


Espero que os haya gustado esta receta y os animéis a hacerla os aseguro que estos éclairs están de muerte !!

¡ Hasta pronto !

No hay comentarios:

Publicar un comentario