domingo, 24 de abril de 2016

Tarta con forma de frasco de perfume paso a paso


Hoy os traigo una tarta que en cuanto la vi me enamoró. El otro día buscando por la red... no se el qué, porque la verdad ni me acuerdo que estaba buscando. No se si os pasa como a mi, que empiezo buscando una cosa pero no se como, de una cosa me voy a otra, y a otra, y después de dos horas me doy cuenta que estoy viendo algo totalmente diferente a lo que buscaba cuando empecé. Pero bueno es lo que tiene internet, hay tanta información que se te pasan las horas volando.

El caso es que me pareció una tarta preciosa para regalar el día de la madre, por ejemplo, que lo tenemos tan cerca. O para darnos un capricho dulce, como en mi caso. No vayáis a pensar que iba a hacer una tarta para mi madre una semana antes, además mi madre es diabética y no puede comerla. Así es que como me apetecía tanto hacerla, pensé en uno de nuestros bizcochos preferidos, el de zanahoria. Aquí podéis ver la receta.  Y para el relleno y cobertura hice este frosting de queso crema:

- 125 g de mantequilla a temperatura ambiente
- 300 g de azúcar glas
- 1 cucharada de leche
- 1 tarrina de queso crema ( yo utilizo la de 270 g de Philadelphia)

Batimos con varillas la mantequilla junto con el azúcar glas y la cucharada de leche. Batir un minuto a velocidad baja para no llenar toda la cocina de azúcar, y después subimos la velocidad y batimos unos cinco minutos.

Cuando la mezcla esté cremosa y blanquecina añadimos el queso crema (que debe estar frío), y batimos hasta que esté bien integrado.

Como yo  quería que mi frasco fuera rosa, después de rellenar y dar la primera capa de crema a la tarta, he añadido una pizca de colorante alimentario rosa al resto de crema.

Y ahora vamos con el paso a paso:

El bizcocho lo he horneado en un molde rectangular de 28 x 24 cm. Una vez frío nuestro bizcocho, igualamos con ayuda de un cuchillo o una lira la barriguita que nos haya quedado por arriba. A continuación cortamos 9 cm del ancho para dejar un rectángulo de 28 x 15 cm. Y este rectángulo final lo cortamos en 4 partes de 7 cm cada una, como podéis ver en la foto.


Del trozo de bizcocho que hemos cortado al principio para hacer el rectángulo más estrecho cortamos dos círculos para hacer el tapón.


Empezamos a montar la tarta sobre una base o plato de presentación. A mi me gusta poner dos trozos de papel de horno que luego retiro cuando termino la decoración. Así evito que se manche la base donde vamos a presentar la tarta.

Cogemos un rectángulo y extendemos un poco de crema por encima. Cubrimos con otro rectángulo y volvemos a extender crema. Y así hasta colocar el cuarto rectángulo.



Ahora pondremos uno de los círculos en el centro del cuarto bizcocho, extendemos un poco de crema y cubrimos con el otro círculo.

Damos una fina capa de crema por toda la tarta y refrigeramos unos 30 minutos.


Por último decoramos con manga pastelera y boquilla de estrella pequeña. Hacemos espirales desde el centro hacia fuera en sentido contrario a las agujas del reloj.

El lazo y la placa están hechos con fondant. He escrito el nombre de un conocido perfume con rotulador de tinta comestible.


Aquí podéis ver el corte.



Y esto es todo por hoy espero que os haya gustado esta tarta tanto como a mí y que la hagáis con vuestro bizcocho y crema favorita.

¡ Hasta pronto !

2 comentarios:

  1. Me encantan todas tus recetas, son espectaculares! ¿Has pensado en darte a conocer en alguna red social especializada? Hay una app que se llama Foodies Moveando y seguro que tendrías mucho éxito. Yo te voto! :)

    ResponderEliminar
  2. Unas gotas de este perfume por favor. Muy rica.
    Un beso.

    ResponderEliminar