jueves, 18 de febrero de 2016

Merenguitos de fresa


La receta de hoy son unos merenguitos de fresa muy ricos e ideales para una mesa dulce, o para regalar si los pones en un frasco de cristal bonito. Yo los he hecho de merengue italiano aprovechando que tenía que hacer una tarta de vainilla con merengue de fresa para San Valentín. Es una buena opción para aprovechar si os ha sobrado merengue de alguna elaboración. O preparar el merengue expresamente para hacer los merenguitos. En este caso tened en cuenta que con esta cantidad de ingredientes os saldrán bastantes merenguitos. Pero si los ponéis en un recipiente bien cerrado os duraran bastante tiempo.

Ingredientes:

- 3 claras de huevo
- 240 g de azúcar blanco
- 60 ml de agua
- 1/2 cucharadita de crémor tártaro (se puede sustituir por 1 cucharadita de limón o vinagre blanco)
- 1 cucharadita de aroma en pasta de fresa

Elaboración:

Repartimos el azúcar en dos recipientes. En uno ponemos 60 g.

Los restantes 180 g de azúcar los ponemos en un cazo junto con los 60 ml de agua y ponemos a calentar a fuego medio. Llevamos a ebullición sin remover hasta que alcance los 118-120 º C. Para esto necesitaremos un termómetro de azúcar, que podéis encontrar en tiendas de repostería. No son caros y vienen muy bien.

Mientras se hace el almíbar vamos montando las claras, que deben estar a temperatura ambiente. Para ello las colocamos en un bol bien limpio y empezamos a batir con batidora de varillas. Cuando empiecen a montar añadimos el crémor tártaro y los 60 g de azúcar en forma de lluvia.

A continuación, una vez que el almíbar haya alcanzado los 118-120 º C, lo vertemos en el bol donde tenemos las claras montadas, con la batidora encendida y en forma de hilo. Seguiremos batiendo hasta que el merengue esté brillante y bien firme. Al final echamos el aroma de fresa.

Ponemos nuestro merengue en una manga pastelera con boquilla de estrella (yo utilizo la 1M de la marca Wilton). En una bandeja de horno forrada con papel vegetal vamos formando nuestros merenguitos.

Horneamos a 100 º C, durante una hora aproximadamente.

Se trata de secar el merengue, no de cocinarlo.



Espero que os animéis a hacerlos ya sea de fresa, vainilla, violetas o el sabor que más os guste. También los podéis hacer de diferentes colores utilizando colorantes alimentarios.

Y de paso os enseño la tarta de San Valentín que elaboré con esta receta de bizcocho de vainilla, que rellené y cubrí con el merengue de fresa de los merenguitos.


El corazón del centro y las siluetas están hechas con fondant.

¡¡ Hasta pronto !!

No hay comentarios:

Publicar un comentario