viernes, 18 de julio de 2014

Tarta de zanahoria ( Carrot cake ) con cobertura y relleno de queso Philadelphia


Este fin de semana tenéis que hacer esta tarta de zanahoria, está buenísima !! El bizcocho ha quedado super jugoso, y combina perfectamente con la crema de queso, vamos, una delicia para el paladar. Además podéis aprovechar un día que encendáis el horno para hacer el bizcocho, y cuando se haya enfriado por completo, lo congeláis, bien envuelto en papel film, y lo descongeláis cuando lo necesitéis, haciendo en ese momento la crema de queso. Yo lo hice así en esta ocasión y os aseguro que el bizcocho está como recién hecho. 

Receta:

Ingredientes:

- 300 g de harina
- 375 g de azúcar moreno
- 4 huevos L
- 150 ml de aceite de girasol o de oliva suave
- 350 g de zanahoria rallada
- 1 cucharadita de levadura en polvo
- 1 cucharadita de bicarbonato
- 1 cucharadita de canela molida
- 1 pellizco de sal

Para la crema de queso Philadelphia:

- 270 g de queso Philadelphia
- 270 ml de nata para montar ( mínimo 35 % de MG)
- 225 g de azúcar glas
- 45 g de mantequilla a temperatura ambiente

Elaboración:

Precalentamos el horno a 180º calor arriba y abajo.

En un bol tamizamos la harina junto con la sal, canela, levadura y bicarbonato. Reservamos.

En otro bol batimos, con ayuda de unas varillas, los huevos con el azúcar y el aceite. Añadimos la zanahoria rallada, o picada en una picadora, y batimos de nuevo para que se integren bien todos los ingredientes.

Ahora incorporamos los ingredientes secos, es decir la mezcla de harina que teníamos reservada, a los ingredientes húmedos, en varias veces y mezclando bien hasta que quede una masa homogénea y sin grumos.

Vertemos la masa en un molde (el mío es de 25 cm.), previamente engrasado con mantequilla, y horneamos durante 45-50 minutos, o hasta que al pinchar con un palillo salga limpio.

Dejamos templar 5 minutos y después desmoldamos y dejamos enfriar completamente sobre una rejilla.

Para hacer la crema de queso montamos la nata con una cucharada del azúcar glas y reservamos.

Con ayuda de unas varillas, batimos el queso con la mantequilla. Cuando esté bien mezclado añadimos el azúcar glas, y volvemos a batir.

Por último, incorporamos poco a poco la nata montada, mezclando con movimientos envolventes con ayuda de una espátula de silicona. 

Ya tenemos lista la crema, ahora solo nos queda partir nuestro bizcocho por la mitad, rellenarlo con crema de queso, y cubrir toda nuestra tarta con el resto. Decoramos a nuestro gusto y a comer !!



Queda un bizcocho denso con una miga gorda, pero muy jugoso.






Como ha dicho mi marido cuando la ha probado... ESTÁ DE MUERTE !!

Feliz fin de semana a tod@s !!

No hay comentarios:

Publicar un comentario