miércoles, 21 de mayo de 2014

Quinoa con berenjena y salsa de soja



La quinoa es considerada uno de los alimentos más completos que existen, su proteína es de alta calidad ya que contiene todos los aminoácidos esenciales. De hecho he leído que debido a sus grandes propiedades nutritivas y su capacidad de crecer en ambientes adversos, fue seleccionada por la Nasa para alimentar a los astronautas. Es la semilla o grano de una planta de la familia de la remolacha, la acelga y la espinaca, pero aunque no es un cereal se consume como tal. Antes de hervirla hay que enjuagarla bien con agua ya que contiene una capa incomestible, llamada saponina, que protege al grano de posibles parásitos. A continuación se hierve en la proporción de 2 volúmenes de agua por 1 volumen de quinoa durante 12-15 minutos a partir del primer hervor. Hoy en día es fácil encontrarla en grandes supermercados y en herbolarios.
Bueno pues después de esta pequeña introducción sobre la quinoa, que espero os haya sido útil, aquí os dejo una receta fácil y rápida que podéis hacer para probarla, seguro que os gusta.

 Ingredientes para 2 personas:

- 1 berenjena mediana
- 1 cebolla (125g aprox.)
- 100 g de quinoa
- 1 cucharada de salsa de soja
- 1 cucharada de sésamo tostado
- Rúcula
- Maíz dulce

Preparación:

Lo primero que debemos hacer es lavar la berenjena, pelarla, cortarla en cuadraditos, ponerle sal y dejarla en un recipiente para que suelte el amargor, durante 30 minutos será suficiente. Una vez pasado este tiempo la enjuagamos y secamos bien.

Por otro lado enjuagamos bien la quinoa y la cocemos en 200 ml de agua con sal durante 12-15 minutos. Reservamos. La quinoa se sabe que está hecha cuando se pone transparente y libera su germen (un aro finito).

Cortamos la cebolla en trocitos pequeños y rehogamos en una sartén con un poco de aceite, a continuación incorporamos la berenjena, le echamos un poco de sal, y dejamos cocinar hasta que la berenjena esté blandita, removiendo de vez en cuando.

Por último añadimos la salsa de soja, removemos, el sésamo tostado y la quinoa cocida. Mezclamos bien y dejamos un par de minutos para que se integren bien todos los sabores.

Servimos acompañada de un poco de rúcula con maíz dulce previamente aliñado con sal,aceite y vinagre.





Os animo a que probéis la quinoa, si es que no lo habéis hecho ya, por sus grandes propiedades nutritivas.

¡¡ Hasta pronto !!
 

1 comentario: